Muchas otras bebidas de toda América Latina son muy similares al Chicheme; entre ellas encontramos el api de Perú, Bolivia y Argentina, el Somó boliviano, la chicha venezolana, la chicha morada peruana entre otros, pues todos estos están compuestos principalmente a base de maíz (ya sea maíz morado, frangollo, malteado o pilado).

El chicheme es, básicamente, una crema que pasa por un proceso de fermentación hecha con maíz pilado, leche (evaporada o de coco), azúcar y agua a la cual se le añade varias especias y otros ingredientes aromáticos como el jengibre, la canela, la nuez moscada, el clavo de olor, el chocolate, la vainilla y panela.

Al momento de prepararlo no existe una receta o pasos exactos a seguir pues todo depende del consumidor, de la localidad donde se la prepara, pero normalmente, se mezclan todos los ingredientes, se los cocina en una olla y, posteriormente, se pone el maíz a remojar para que se fermente y luego se lo tritura. Una vez que tengamos un tipo de masa de maíz, debemos ponerla a cocinar y enfriarla con agua para finalmente colarla.

Ahora bien, si hablamos un poco sobre el origen del chicheme, es sabido que esta es una bebida ancestral prehispánica de Mesoamérica y su nombre podría venir del náhuatl (una macrolengua yuto-nahua mexicana) como una palabra derivada de chicha, que quiere decir “vino de maíz fermentado”. También se piensa que su nombre puede deberse al idioma guna o kuna (un autoglotónimo del istmo de Panamá), y sería un derivado de la palabra chichab que quiere decir “maíz”. ¡Esperamos que hayas podido conocer un poco más sobre el chicheme y te recomendamos que lo pruebes!