La comida afroantillana es conocida por su característico sabor del Caribe y por la utilización de la leche de coco, el curry y el jengibre. Entre los platillos más conocidos y tradicionales de Panamá resalta el fufu. Es una deliciosa sopa que los afroantillanos trajeron a la gastronomía panameña, utilizando productos del mar y otros condimentos para dar con la exquisita sopa.
 
Una versión que alimenta más el origen de la sopa fufu es que en época de la colonia los españoles viajaban a Panamá junto con los negros esclavos, quienes debían buscar cómo alimentarse. En la búsqueda de comida y de verse obligados a crear sus propios platos surgen comidas a base de res, cerdo y pescado, surgiendo así la sopa fufu que se fue complementando con los condimentos y vegetales propias de la zona donde habitaban.
 
La sopa fufu al ser degustada por los españoles les agradó y le pusieron su punto español, poco a poco la sopa se fue popularizando y al pasar del tiempo se fue convirtiendo en unos de los platos típicos de Panamá y se fue expandiendo por todo el país. Actualmente la sopa fufu consiste en un sustancioso platillo en donde se cocina una variedad de verduras que finaliza con la incorporación de trozos de pescado frito previamente aliñados.
 
La consistencia se debe a las verduras y a la leche de coco que le da su toque característico y su cremosidad. Nunca falta la sopa fufu en las mesas panameñas, en especial en las celebraciones tradicionales. La sopa fufu se prepara con la participación de varios miembros de la familia.