Una de las frutas que no puede faltar en la dieta es la papaya, por ser nutritiva y saludable. La papaya es la fruta de la planta del papayo cuyo origen se ubica en la América tropical, aunque hay quienes señalan que provino desde la región del Perú. Actualmente su cultivo se ha masificado tanto que ha llegado hasta Asia y África.

En Panamá, esta fruta es ampliamente cultivada por su adaptabilidad al clima y al suelo, siendo muy frecuente encontrarla en mercados locales. Entre las variedades que se producen en Panamá se encuentra la “chola roja”, cuya pulpa es muy jugosa y de color rojizo; la hawaiana con una pulpa blanda y de color rosado, y la “Tainung” que tiene la pulpa entre roja y naranja.

La papaya es una de las frutas disponibles durante todo el año en Panamá por lo que puede ser consumida en muchas formas, como fruta fresca, en bebidas o en postres. En la gastronomía panameña se ha sabido aprovechar la versatilidad de este fruto, por ejemplo, es muy común deleitarse con una refrescante chicha de papaya, bebida hecha con agua y la pulpa de la fruta, especial para calmar la sed en días de verano.

Uno de los postres típicos preparados por las abuelas y que puede ver en los puestos de vendedores ambulantes en las calles de Panamá, es la cabanga, un exquisito dulce elaborado con coco y papaya verde rallados que se cocinan en miel de panela. También está el dulce de papaya verde y la deliciosa tarta de papaya, un pay hecho con trocitos de papaya fresca embebidos en una rica crema que sirve de relleno a la tarta.

Después de este delicioso recorrido por los platillos donde la papaya es la protagonista, no espere más y disfrute de este fruto tan maravilloso.