Panamá es una nación característica de Centroamérica, conocida por ser el país que “une” el continente y que conecta los océanos Atlántico y Pacífico a través de un canal artificial. También hay que añadir su cultura, la cual es resultado de las influencias indígenas, africanas e hispanas. 
Toda esa influencia y mezcla de culturas se pueden apreciar en la culinaria panameña, así como acompaña el día a día de los habitantes del país. La gastronomía panameña se caracteriza por el consumo de arroz y sopa. Otros ingredientes que también incluyen en sus comidas son el maíz, los plátanos, la gallina, la carne, el pescado y el marisco.

Otros elementos culinarios de su dieta son las raíces y los tubérculos, entre ellos la yuca, el ñame, el ñampi, el otoe y la papa. Y debido a que es un país cuyas fronteras limitan con el Atlántico y Pacífico, la venta del pescado y marisco es relativamente alto, ofreciendo así una gran variedad de productos marítimos.

Toda esa variedad hace que la dieta de los panameños sea variada y diversa, así como acompaña en su cotidianeidad e influye en sus comidas del día. Entre los más característicos están las comidas del desayuno.

En Panamá, es común desayunar frituras como la tortilla de maíz y la yuca frita, casi siempre acompañadas de huevos, papas y salchicha. La tortilla de maíz, o “tortilla panameña”, es la comida tradicional más popular en el desayuno panameño. La misma consiste en un disco hecho con maíz cocido. Su preparación varía de acuerdo a las regiones del país, conformando así tres tipos de tortillas panameñas:

La tortilla frita, cuyos ingredientes son el maíz y el aceite, con opción de añadir a la masa un plátano o queso rallado; la tortilla asada, caracterizada por su gran tamaño y la cual es preparada con maíz viejo sobre una cazuela; y la tortilla changa, el cual incluye una mezcla de maíz amarillo nuevo y queso blanco desmenuzado sobre cazuela. Esta última es consumida, en gran medida, por los oriundos de las provincias del interior de Panamá.

En otros países, por lo general, las comidas del desayuno panameño se consumen durante el almuerzo como platos principales o aperitivos, por ejemplo, las tortillas y las salchichas. Esto hace que el desayuno panameño se caracterice por contener productos de gusto salado y opciones variadas capaces de brindar las energías necesarias para la rutina diaria.

En el almuerzo casi siempre los panameños consumen arroz acompañado de carne, pollo o alguna sopa como el salcocho. El salcocho es una de las recetas típicas más conocidas de Panamá, cuyos ingredientes son las papas, la yuca, el maíz y los plátanos. También puede llevar toda clase de carnes como el de vaca, pollo y cerdo.

En cuanto a las bebidas que acompañan los almuerzos están el jugo de coco, jugo de guanábana, jugo de parcha y jugo de tamarindo. Todos ellos provienen de frutos tropicales del istmo y se preparan en forma de batidos.

Para la cena, los panameños optan por opciones más ligeras a las anteriormente citadas. Después de un desayuno basado en frituras, junto a un almuerzo conformado por proteínas, la cena variaría de acuerdo a cada familia y región. Algunos consumen sancocho o alguna otra sopa ligera.

Si bien el paladar de los panameños opta por opciones saladas como las mencionadas anteriormente, el país también ofrece diversos dulces tradicionales como la Cocada. La receta de este dulce incluye coco rallado, miel, cáscara de naranja y canela. También se puede mencionar los huevitos con leche, la yuca, el arroz con leche, el flan casero y la mamallena.

Debido al gran consumo de arroz en el país, el arroz con leche resulta ser uno de los dulces más populares de Panamá. El mismo incluye arroz, leche condensada, leche evaporada, canela en polvo y nuez moscada.

De esta forma se puede concluir que la cocina panameña influye en la cotidianeidad del país, así como marca su identidad y refleja toda una cultura y estilo de vida propio de los habitantes de Panamá.